Ortodoncia
tratamiento de ortodoncia en verano. orthodontic treatment in summer

Iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano: el mejor momento

¡El verano ya está aquí! Con el verano vienen muchos planes y actividades, desde vacaciones familiares y viajes de campamento hasta nadar en la playa o en la piscina o simplemente jugar con los amigos horas y horas. Los niños tienen muchas cosas que hacer y sobre todo muchos días y horas por delante, tanto que quizás no te hayas planteado que iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano es el mejor momento para tus hijos.

Con la llegada del verano empiezan las largas vacaciones de nuestros hijos y esas horas y horas de tiempo libre que debemos completar. Los niños en verano deben descansar y pasarlo bien, pero también es una época muy buena para reforzar cualquier aspecto, aprender cosas nuevas jugando o aprovechar para hacer aquellas que luego en periodo escolar no nos da tiempo. También para iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano, así tus hijos aprovechan estos meses estivales para acostumbrarse a la ortodoncia infantil y volverán al cole sin ningún problema.

Ventajas de iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano

Más facilidad para las citas: dado que las visitas iniciales y la colocación de aparatos de ortodoncia suelen ser citas más largas, iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano es el mejor momento para que los niños no tengan que faltar al colegio o interrumpir sus actividades o deberes por la tarde en periodo escolar. Cuando estamos con las clases, entre los estudios, el trabajo de los padres, los deberes, las actividades extraescolares… ¿Quién tiene tiempo para programar una cita? Esta es probablemente una de las razones por la que es deseable comenzar con la ortodoncia en el verano. Inicia un tratamiento de ortodoncia en verano sin la preocupación de faltar a la escuela o desatender las obligaciones de tus hijos durante el año.

Más tiempo para acostumbrarse a la ortodoncia: este es otro de los principales motivos para para iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano. A veces los niños y adolescentes necesitan algunas semanas para adaptarse al uso y cuidado de la ortodoncia, especialmente para los niños más pequeños. La boca requiere tiempo para acostumbrarse a tener algo nuevo. Pasar por esta fase de adaptación durante el año escolar puede hacer que los aparatos de ortodoncia sean un poco más estresantes. Sin embargo, durante el verano, los niños tienen más tiempo para dominar los problemas de ajuste inicial sin tener que preocuparse también por las responsabilidades escolares o las actividades extracurriculares.

Hay una curva de aprendizaje definida: adaptarse a llevar aparato en casa es más fácil que adaptarse en la escuela. Además, los primeros días pueden tener algún dolor o molestia, por lo que en verano lo pasarán en casa tranquilos o incluso se olvidarán de que llevan aparato jugando con sus amigos.

Coincide con su crecimiento: ¿sabías que muchos niños experimentan períodos de crecimiento acelerados durante el verano? En efecto, los niños en verano al recibir mayor luz del sol sintetizan más vitamina D y con ello generan más secreción de la hormona del crecimiento. Por eso cuando vuelven al cole han crecido unos centímetros más, no es porque estemos tres meses sin verlos. Esto significa que los dientes de tu hijo o hija tendrán una ventaja inicial al iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano, ya que se irán moviendo a la posición deseada a medida que su mandíbula crezca.

Más tiempo para aprender la rutina de higiene bucodental: llevar ortodoncia supone que tus hijos deberán prestar más atención a su higiene oral si el tratamiento queremos que sea efectivo y que no derive en problemas como placa o caries al ser más difícil cepillarse con aparato. Otro beneficio de iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano es que tenemos el tiempo adicional necesario para que tu hijo o hija se convierta en un experto en la rutina de cepillado y uso del hilo dental antes de que comiencen las clases. Aprovecha los días de verano para enseñarle a tu hijo cómo cepillarse adecuadamente los dientes y recordarle las horas del cepillado para que lo aprenda como una rutina más diaria. Así cuando vuelva el periodo escolar con más estrés de actividad él mismo tendrá ya la costumbre de cepillarse correctamente por sí mismo.

Hacer planes en familia: el verano es un buen momento para pasar más tiempo con nuestros hijos. Sí, también a la hora de visitar al dentista. Puedes combinar las visitas al ortodoncista con planes para salir a comer o merendar, visitar un parque o ver a amigos y familiares. Tu hijo al iniciar un tratamiento de ortodoncia puede sentirse abrumado -sí, a algunos niños también les da vergüenza llevar brackets- y en verano tenemos más tiempo para acompañarles y para animarles con el tratamiento.

Moonz, el mejor dentista infantil para iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano

Si quieres aprovechar el verano para que tus hijos empiecen con la ortodoncia ¿a dónde acudir? A Moonz, una clínica dental expresamente pensada para los más peques, tanto en nuestros tratamientos como en nuestro entorno y trato con los niños. Moonz es el dentista infantil y odontopediatra en el que precisamente los niños se olvidarán de que están en el dentista mientras tu tienes la seguridad de que reciben el tratamiento dental más efectivo. En Moonz recomendamos realizar la primera revisión de ortodoncia entre los 6 y 7 años de edad. Quizá pienses que es un poco pronto, pero permite detectar cualquier problema futuro y corregirlo más tempranamente que cuando sean mayores. Pide cita y comprueba si tus hijos necesitan ortodoncia, y si es que sí, aprovecha para iniciar un tratamiento de ortodoncia en verano.  Tenemos clínicas en Madrid, Bilbao, Marbella y Londres. Pide tu cita online en tu centro Moonz más cercano.

Facebook Comments