Sin categorizar
Pulpotomía en niños

Pulpotomía en niños: ¿Qué es y cómo se hace?

La caries dental se ha convertido en una de las enfermedades crónicas infantiles más comunes. Esta patología causa la desmineralización del esmalte dental, debido a los ácidos generados por la placa bacteriana.

Se trata de una enfermedad que afecta tanto a la dentición permanente como a los dientes de leche, por eso es importante tratar la caries a tiempo.

Uno de los tratamientos más habituales para detener el avance de la caries en la dentición temporal es el empaste dental. 

No obstante, en ocasiones, esta puede afectar al nervio dental. Si esto ocurre, es necesario realizar una pulpotomía, ya que podría repercutir en los dientes definitivos.

¿Qué es la pulpotomía en niños?

La pulpotomía es una de las intervenciones más frecuentes dentro de la odontopediatría, puesto que se realiza únicamente sobre los dientes de leche; en caso de llevarse a cabo sobre los dientes permanentes se denomina apicogénesis.

Este procedimiento se lleva cabo cuando es necesario extraer parte de la pulpa dental, debido a una caries profunda o un fuerte traumatismo

Su principal finalidad es conservar la pieza dental afectada, ya que funcionará como guía en la erupción del diente definitivo.

¿Cuándo se realiza una pulpotomía?

Son diversos los síntomas que indican que es necesario llevar a cabo una pulpotomía:

  • Dolor provocado por frío, calor o al cepillarse
  • Dientes astillados o rotura de la pieza dental
  • Encías inflamadas
  • Dolor al morder o masticar
  • Caries profunda próxima al nervio
  • Cambio de color del esmalte dental: los dientes tienden a volverse más amarillos.

¿Cómo se hace la pulpotomía en niños?

El primer paso para realizar una pulpotomía es acudir al odontopediatra, que se encargará de valorar la gravedad y el estado de la lesión.

El especialista llevará a cabo una exploración clínica y radiológica para comprobar el alcance del daño ocasionado.

Si el nervio se ha visto afectado y requiere de una pulpotomía, el dentista aplicará anestesia local en la zona afectada para evitar, así, posibles molestias durante la intervención.

A continuación, seccionará la pulpa dental y extraerá la parte que ha sido dañada. Una vez se haya eliminado la pulpa más superficial (pulpa cameral), se colocará un medicamento sobre la entrada de los conductos y se realizará la reconstrucción del diente, recuperando, así, la funcionalidad y estética de la pieza.

Tras dicha intervención, el especialista realizará un seguimiento del paciente, pautando futuras visitas para comprobar el estado de salud bucodental. De este modo, se asegura de que la pieza tratada no presenta síntomas y que la pulpa dental está completamente sana.

¿Cuál es la diferencia entre pulpotomía y pulpectomía?

Es posible que surjan ciertas dudas sobre cuál es la diferencia entre pulpotomía y pulpectomía, ya que son términos parecidos, pero tratamientos completamente distintos.

Como bien hemos leído, la pulpotomía es una técnica que se basa en la extracción parcial de la pulpa dental que ha sido dañada.

En cambio, la pulpectomía consiste en eliminar por completo la cámara coronaria, además de la pulpa radicular, debido a una infección causada por un fuerte traumatismo o por una caries extendida.

Este procedimiento suele llevarse a cabo cuando una pulpotomía no es suficiente para salvar la pieza dental, ya que la pulpitis (inflamación de la pulpa dental) es irreversible.

Ambos tratamientos se realizan únicamente sobre la dentición temporal y tienen como principal objetivo conservar la funcionalidad del diente afectado.

Conclusiones

La pulpotomía es uno de los tratamientos más demandados en clínica, ya que suele ser una solución eficaz a las caries dentales.

La caries dental es una de las enfermedades crónicas infantiles más habituales, causadas por una mala higiene oral o el consumo en exceso de alimentos ricos en azúcares.

La manera más sencilla de prevenir la caries dental y, por ende, evitar una pulpotomía es cuidar de la salud bucodental, llevando a cabo una serie de buenos hábitos y prácticas de higiene bucal.

Enseñar a los niños a cuidar de sus dientes es clave a la hora de prevenir el desarrollo de una caries. Por eso, es importante que se cepillen los dientes después de cada comida, hagan uso del hilo dental, eviten las bebidas y alimentos azucarados, coman alimentos ricos en fibra y calcio y acudan al odontopediatra, al menos, dos veces al año.

Load More Related Articles
Load More By Dr. Girón de Velasco
Load More In Sin categorizar

Check Also

Disyuntor dental: qué es y cómo funciona

El disyuntor dental es uno de los aparatos ...

Llámanos


Busca tu centro Moonz más cercano y llámanos. Estaremos encantados de atenderte. CONTACTO